El Gral. Alejandro Escámez, Cte. Gral. de Ceuta ¿Grave por el Coronavirus?

¿El Gral. Escámez?

No cabe otra explicación lógica. No puede ser por otra causa. Es imposible. Sin duda, el Gral. de División, Alejandro Escámez Fernández, Comandante General de Ceuta desde Noviembre de 2019, es decir, desde hace apenas unos pocos meses –los mismos que lleva el Covid-19 asolando España por la criminal ineptitud de Sánchez y sus secuaces–, debe estar gravemente infectado por el coronavirus; y no sabemos si incluso a punto de cascar, o sea, de estirar la pata. Y es que no puede ser de otra forma, es imposible, porque o es así, y de ahí su enajenación mental y el evidente disloque de sus neuronas, o… es un completo payaso, bufón, titiritero o clon… eso sí, sin la menor gracia, sino todo lo contrario, patético y que hace llorar; vamos, lo que nos faltaba en el gremio de Generales de esta época que sólo brillan por su inmensa mediocridad y adocenamiento.

El Gral. Escámez ha salido a la palestra, no por piárselas a Sánchez, Iglesias, Robles y demás inconstitucionales dirigentes de nuestra cada día menos patria, sino por grabar un infecto vídeo (AQUÍ) en el que suelta una penosa perorata felicitando a los mahometanos de Ceuta por el inicio del Ramadán.

¿Será este?

El hecho en sí es intolerable, máxime de parte de un jefe militar de nuestras FF. AA. ¿Se imaginan a alguno de cualquier país de nuestro entorno geográfico, político, cultural, etc., haciendo lo mismo? No. ¿Por qué el Gral. Escámez no se limita a sus funciones militares y deja las «religiosas» para quien corresponda? ¿No supone su vídeo una directa intromisión en las esfera «política», algo penado para los militares en activo? ¿Por qué incurre en discriminación de los católicos, al no habernos felicitado por el comienzo de la Cuaresma, la época más importante del calendario litúrgico cristiano? ¿Es que el Gral. Escámez es musulmán? Y, aún si lo fuera, en abierto o en secreto ¿por qué hace alarde de sus creencias y además utilizando cargo y uniforme? ¿En qué norma, ordenanza o reglamento militar pone que le está permitido a un militar hacer lo que él ha hecho? Y, casi peor, o incluso más doloroso si es católico ¿por qué con su saludo, con las alabanzas que realiza hacía el Islam, por qué, General Escámez, ofende usted a Dios, a Nuestro Señor, por qué Le rebaja, por qué apostata públicamente de Él, precisamente de Él, único Dios verdadero, único, el Cordero que dio su vida también por usted, General? Y para terminar por no seguir ad infinitum ¿ese es el ejemplo que da usted a su familia, a su mujer y sus dos hijas, a las que esos a los que felicita desearían ponerles un gurka y meterlas en un harén?

A lo mejor es….

O el Gral. Escámez está gravemente infectado por el Covid-19 y ha perdido sus facultades mentales –en cuyo caso debería ser cesado e internado ya– o es un payaso, bufón, titiritero o clon o… ah, ya, otro que quiere promocionar, otro que quiere, medrar, ascender –más de lo que ya lo ha hecho a lo largo de su «modélica» carrera políticamente correcta hasta la sumisión–, o sea, otro que se pierde por seguir en el machito y para ello no sólo saluda a los mahometanos, sino que no es de extrañar que en breve le veamos en medio de la calle con el culo en pompa.

Este es, señoras y señores, el nivel… Maribel. Estos son nuestros «aguerridos» militares de hoy en día, esos que pueden hacerle la pelota hasta al más tirado de nuestra sociedad, a cualquier traidor apátrida secesionista, a los políticos que constantemente incumplen la Constitución, que nos encierran en nuestras casas, pero que no tienen lo que hay que tener para, sobre el mandato del artículo 8º de la Constitución, impedir que España pierda su libertad, que la democracia siga corrompiéndose, que cada día más una losa de hormigón totalitario marxista bolivariano caiga sobre nosotros. Estos son los culpables. ¡Qué asco!


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*